logo

ACTUALIDAD

Noticias

Avanzando con los nuevos tiempos


Mofesa abre una nueva etapa con la oferta de productos de quinta gama inspirados en la cocina asturiana
Fecha: 15/05/2009 11:46:14. Fuente: Revista informativa del Fondo Europeo de la Pesca en España, Nº 4.

faro

Con 39 años de vida Mofesa S.A. cuenta con un nivel de comercialización anual de productos pesqueros congelados que supera las 4.000 toneladas y una cartera de más de 1.200 clientes. Unos logros que no han venido solos sino que son fruto de muchos años de esfuerzo y trabajo que comenzaron a finales de los años 60 gracias a la ilusión de tres hombres, Melecio Mozo Melero, José Fernandez González y Pablo Sanzo Ablanedo.

Los primeros años de vida de la empresa estuvieron centrados en la congelación industrial, verduras y merluzas, consolidándose además en el campo de la distribución asturiana. En su haber se encuentra el haber sido los pioneros en la distribución de hojaldres y precocinados de marcas tan conocidas como La Cocinera, o haber introducido al mercado la patata congelada de la marca McCain, además de distribuir productos de marcas de prestigio como Findus o Avidesa, entre otras muchas. Esta expansión ha sido considerable durante toda su existencia, volviendo a obtener un gran impulso a comienzos de los ochenta con su implantación en todos los canales de distribución del mercado, lo que aumentó así el número de distribuciones en exclusiva de productos, siempre de primera calidad, como La gula del Norte, o Frudesa entre otros. Además, tras las ampliaciones y mejoras potenciaron y ampliaron la gama de productos bajo su propia marca MOFESA, entre los que destacan productos pesqueros congelados destinados tanto a grandes superficies como a hostelería y catering.

En su imparable trayectoria, Mofesa se ha convertido con el tiempo en la cabecera de un grupo de empresas, para ello se han amparado en su “know-how” y en la credibilidad y solvencia que dentro del sector presenta la compañía. Estas empresas están todas relacionadas con la alimentación, desde la venta y comercialización de productos, pasando por la prestación de servicios logísticos a terceros, o la distribución en exclusiva de otras marcas como la conocida “Florette” entre otros campos. Frionorte S.A.; Fridalsa, Distribución y Logística Asturiana S.L. (DISLOAS), y la UTE Visama S.L-Mofesa S.A, son el resultado de todo este trabajo.

Con este nuevo impulso, esta empresa asturiana rompe así su carácter de distribuidor regional dando el salto al resto del país. Productos de la marca Mofesa se pueden encontrar en 75 centros de El Corte Inglés repartidos por toda España, además han abierto nuevas rutas comerciales tanto en Castilla y León como en Cantabria.

Mayor valor añadido

En la actualidad Mofesa oferta una nueva gama consistente en la transformación de los productos de la pesca con la implantación de nuevas líneas, de cuarta y quinta gama, que aporten mayor valor añadido al pescado. Pulpo, boquerones, mejillones, pasteles y patés de pescado y marisco, así como platos preparados de productos exclusivos como caviar… se convierten así en parte de la oferta realizada por esta empresa asturiana.

Pero para conseguir todo esto ha habido que realizar un esfuerzo considerable que, ha sido posible en gran medida gracias tanto al IFOP como al actual FEP. Así, desde 2005 hasta la actualidad el objetivo de esta compañía, como explican desde la propia empresa, “ha sido la construcción de unas instalaciones modernas en suelo industrial acordes con las nuevas necesidades y logísticas productivas”.

Un sueño que se está alcanzando poco a poco en dos periodos de tiempo o fases muy bien establecidas, una primera fase en la que, gracias a las subvenciones del IFOP (que superó el 1.800.000 euros), se recogía la construcción de una nave con las instalaciones frigoríficas y logística, así como los equipos y maquinaria del proceso productivo. Gracias a esta obra Mofesa podía disponer así de una planta para el almacenamiento frigorífico y la elaboración de productos pesqueros. Alcanzada esta meta el segundo paso de la empresa pasaba por la oferta a los clientes de productos de quinta gama (cocinados) y en formatos distintos, posible gracias también a la inversión en una tecnología de vanguardia que les está permitiendo conseguir unas texturas y sabores con el mínimo de alteraciones organolécpicas. Productos de gran calidad y de clara inspiración en la cocina tradicional asturiana.

Actualmente, dentro del periodo del Fondo Europeo de Pesca, esta compañía asturiana continúa mejorando su oferta y calidad. Sus objetivos en este periodo pasan por la “introducción y posicionamiento dentro del grupo de los tres principales mayoristas y transformadores de pescado fresco de Asturias; posicionarnos como líderes tanto en Asturias como en Castilla y León en el procesado de pescado y en la elaboración de productos pesqueros de quinta gama; aumentar la solvencia y estabilidad de la empresa mediante el proceso de diversificación, así como la preparación de pescado fresco del Cantábrico y la elaboración de platos cocinados con base de pescado de alta calidad” sentencian desde Mofesa. Este proyecto también contará con subvención que, en el caso del Fondo Europeo de la Pesca será de 680.000 euros distribuidos en dos anualidades.

Gracias a estos Fondos muchas empresas pueden realizar una serie de inversiones y mejoras que, de otra manera no podrían afrontar. Así lo reconoce el director Financiero de Mofesa, Pablo Sanzo, “Las ayudas han dado un importantísimo empujón al sector. Los altos porcentajes de ayuda con respecto al volumen de la inversión han hecho posible la ejecución de inversiones en modernización y ampliación que de otra manera hubieran sido inviables desde el punto de vista financiero”. “En concreto, a nosotros el FEP –continúa Sanzo- nos ha permitido avanzar en dos líneas, por una parte realizar una auténtica puesta al día en instalaciones, procesos y productos, dotándonos de la más moderna tecnología, y acometer una estrategia de diversificación hacia la fabricación de productos de alto valor añadido con gran potencial de demanda”.

Para 2009 Mofesa espera continuar su trabajo dotándose cada vez de mayor calidad y prestigio, consideran que la línea de trabajo actual pasa por los “intangibles” como la implantación de procesos de calidad, o la apertura e internacionalización de mercados y formación. Pasar de la ISO 9000 a la ISO 22000, específica del sector alimentario, acudir a ferias internacionales, o caminar hacia una formación más especializada son algunos de los retos que a esta empresa le quedan por cumplir y que, seguro, cumplirán.

 



© 2016 Congelados Mofesa S.A Diseño Web: IRICOM SL | AVISO LEGAL | Conforme W3C XHTML 1.1 | CSS 1.0 | WAI ‘AA’